APRENDER A PENSAR

APRENDER A PENSAR

Estudiar según la Real Academia Española significa “ejercitar el entendimiento para alcanzar o comprender algo” y, ejercitar lleva implícito el aprender o mejorar por medio de la práctica; pero puesto que en el sistema educativo actual esta enseñanza (el enseñar a aprender, a estudiar y, por tanto, aprender a pensar), se omite, se da por sentada o, de darse, no sigue un mismo proceder de un docente a otro, se considera vital trabajarla fuera del mismo.

Ahora bien, en el estudio no solo se pone en juego la inteligencia racional sino también la emocional, aquella que lidia con el autoconcepto del individuo y con la necesidad de este de darle utilidad a sus quehaceres diarios. Y además influyen diferentes condicionantes (el lugar físico, las capacidades de cada uno, el miedo a que el esfuerzo realizado no tenga los resultados esperados por la persona o su ambiente, etc.).

Por todo ello, para apoyar la labor docente y siendo una herramienta para que padres y madres puedan caminar con sus hijos, a la par que mostrar hábitos de estudio adecuados para que se arraiguen en el alumnado, se manifiesta en las categorías que integran ésta, el desarrollo de un programa que, aglutinando métodos, permita al alumnado adquirir y/o mejorar estrategias de aprendizaje socioafectivas, comunicativas, metacognitivas y cognitivas.

Esta formación, atemporal y a la que todo el alumnado debería tener acceso, debería llevarse a cabo mínimo (si no antes) con menores que se encuentren escolarizados en 5º o 6º de Primaria puesto que el nivel de exigencia en el estudio va a variar bastante de Primaria a Secundaria, y así ya irían preparados para esta nueva etapa.

Igualmente es necesario ser realistas, esto es, pensar en metas alcanzables que trabajen las estrategias de aprendizaje comentadas, así pues, los objetivos específicos a perseguir serán:

  • Mostrar las condiciones que intervienen en el estudio y trabajar la mejora de estas.
  • Dar a conocer procedimientos comunicativos asertivos y promover su elección según la individualidad de cada persona.
  • Promover la decisión reflexiva autónoma, la autoexigencia y la autoevaluación.
  • Exponer y enseñar a aplicar métodos y técnicas de estudio.
  • Favorecer la creación de grupos donde con la guía del adulto, cada menor será docente en el área que mejor se le da para que en el futuro sea una responsabilidad autoexigida.

Por lo que, con todo y solicitándoos vuestra intervención para que se siga una metodología participativa a lo largo del blog, se abordarán en el mismo y a través de diferentes artículos los siguientes contenidos que integrarían el programa:

  1. ¿Qué es el estudio?
  2. ¿Por qué estudiar?
    • Refuerzo de la autoestima.
    • Fomento de la motivación para la participación. El esfuerzo y la atención.
  3. ¿Cómo estudiar?
    • Condiciones físicas, mentales y sociales que intervienen en el estudio.
      • Capacidades.
      • El lugar de estudio.
      • Ambiente familiar y social.
    • Educación emocional y comportamiento social.
      • Las emociones. Concepto y control. Técnicas de relajación.
      • Habilidades sociales. Grupos de apoyo mutuo.
    • Comunicación asertiva para la recogida de información.
    • Decidir y planificar. El diario de trabajo.
    • Organización del proceso de estudio a seguir. Métodos y técnicas.
      • Lectura. Análisis del discurso.
      • Subrayado.
      • Esquema.
      • Resumen.
      • Mapa conceptual.
      • Memorización.
468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares
Share This

Compartelo!

SI a ti te ha gustado puede que a tus amigos tambien, comparte!