LO IMPORTANTE ES…

LO IMPORTANTE ES…

Al principio hasta pensé que no era bueno que compitiera, pues yo creía que competir en un deporte desvirtuaba el mismo, lo desprendía del ocio y por tanto anquilosaba el placer, pero puesto que él sabía que había un torneo y decidió ir, fuimos…

Y la primera vez que perdió al ajedrez, me miró con lágrimas en los ojos.

…Así que yo seguí pensando que no era bueno que compitiera porque ello le frustraría, minaría su autoestima y quién sabe si iba a dejar de querer practicar, pero él, que es responsable con la tarea, lo da todo y quiere ver los resultados, me obligó a quedarme…

Y ahí estuve aun cuando se vio llegando de los últimos en aquella carrera y no solo apretó el paso si no también la mandíbula y entró en meta llorando.

… Y así fue como mi hijo me forzó a pensar que yo soy su madre y mi función, mi responsabilidad no es otra que estar ahí como apoyo, mantener la llama, avivar la autoestima, acompañarle en su caminar.

Ahora vendría el cómo.

Pensé en mostrarle cuánto disfrutaría al descubrir hasta dónde podía llegar, también pensé indicarle que competir no es aplastar al que tienes delante sino superarte a ti mismo, también quería gritarle que lo importante no es ganar, que lo importante es…

Pero a los niños con 7 años poco le importan las palabras, necesitan explicaciones más profundas, no quieren saber la función para hallar la hipotenusa, quieren ENTENDER cómo hallarla.

Así que lo que acerté a decirle fue que: “Lo importante es que estás aquí. No eres el último, puesto que no todo el mundo está en esta carrera, en este torneo, en esta… competición. Detrás de ti están todas las personas que se quedaron fuera, todas las que no llegaron a venir porque no pudieron o no quisieron participar. Y sin embargo, tú aquí estás y vas a vivir una experiencia que te va a reportar un aprendizaje y que luego si quieres, puedes contarlo y con ello enseñar”

Y no, estas palabras no le evitan sentir, no le soslayan llorar, solo están ahí para que su paso sea firme, para que no dé marcha atrás, para que no tema aprender y por ende, enseñar.

468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares
Share This

Compartelo!

SI a ti te ha gustado puede que a tus amigos tambien, comparte!