CARLA

CARLA

El día 4 de abril de 2018 hice la primera entrada en mi blog (Prende la Mecha) en la que exponía el periplo vivido con mi hijo, la desatención padecida aún valorado y las medidas que tuvimos que tomar LA FAMILIA pues sólo había/hay disposición desde esta y del profesorado que, a título propio, se dirige, como esta, al bienestar del menor, a atender las necesidades que subyacen de sus características. Explicaba todo eso, tras recibir de nuevo la omisión de la legislación desde el centro educativo, para introducir al lector en mi temor de que, como ocurrió 4 años atrás, se repitiera lo mismo con mi hija Carla. Y, como si fuese una profeta, preguntaba si de nuevo iban a esperar hasta que el malestar de la menor fuese tal que tuviera que ser derivada a salud mental....