EDUCACIÓN PÚBLICA VERSUS SANIDAD PÚBLICA … EN CÓRDOBA

EDUCACIÓN PÚBLICA VERSUS SANIDAD PÚBLICA … EN CÓRDOBA

Tras más de un año solicitando en la educación pública, primero, medidas preventivas y, después, valoración para que, con esta, se atendiese convenientemente a mi hija de 5 años porque mostraba ya un agudizado malestar, hemos recibido insultos, vejaciones y gritos; hemos recogido documentos firmados y sellados que obvian sin pudor la ley; hemos invertido tiempo en horas y horas de reuniones y escritos a toda la Administración Educativa (servicio de inspección, de orientación, de acción tutorial,…) y otras (Defensor del Menor, del Pueblo Andaluz, Alta Inspección,…); hemos solicitado ayuda a partidos políticos y profesionales; y hemos visibilizado en prensa, radio, … pues el tiempo pasa y el malestar se agudiza.

Lo que no hemos alcanzado es ni que se lleven a cabo esas medidas ni que se valore a la niña.

 

Pero vayamos por partes. ¿Qué ocurre cuando ejercemos en Córdoba nuestro derecho de padres, de madres? ¿Qué sucede cuando planteas que la educación que tus hijos reciben en el centro escolar se corresponda con la de casa? ¿Qué pasa cuando ante esta petición el funcionario divinizado se enfada porque a dios no se le hacen sugerencias? ¿Qué se produce cuando antes esto no cabe nada más que la solicitud por escrito de lo que llevamos un curso pidiendo en tutorías?

 

represalias

 

Primero nos entregan un informe de la menor (el que ADJUNTO  y os pido leáis con detenimiento para que veáis cómo lo hicieron) en el que, con la clara intención de lapidar nuestra petición de padres, se dedicaron a tachar en 6 hojas, todos los ítem negativos que había sin relacionarlos, resultado: se les fue de las manos y acaban presentando a la niña con discapacidad o algún trastorno del desarrollo, vamos una falsificación documental de sonadas consecuencias para la menor si lo permitimos.

 

No lo permitimos, así que… segundo: mi mayor (de casi 10 años), valorado como superdotado hace 5 años que había padecido otras veces insultos, agresiones,… del que no es educado en el respeto a las diferencias, pero gracias a sus profesionales tutores (Antonio e Inmaculada) estas situaciones se aminoraban y se remendaban, de pronto, justo cuando empecé a salir en prensa o a mendigar apoyos, casualidades de la vida, recibe una paliza descomunal en el patio, agresión que sólo paró mi marido al llegar y llamar la atención de todos los monitores (6) allí presentes. ¡No lo vieron!, dicen esos 6, los que omiten el deber de socorro y casualmente ocupan una plaza de monitor escolar en un colegio donde alguno es hasta familia directa del profesorado, sí de ese que firmó el informe adjunto, qué casualidad!!

 

Pero todavía les quedaba uno, así que tercero, cuando yo activé el protocolo de acoso escolar: amenazan de muerte a mi marido, él denuncia y el día del juicio nadie oyó nada, aún así, debido a los hechos, se recibe una sentencia clarificadora de que algo no cuadra en ese centro escolar, pero como las leyes no van con ellos y todavía se puede evadir más a los tres poderes, ya con sentencia y todo, van y ¡realizan un consejo escolar donde exponen a todos los presentes LO CONTRARIO A LO JUZGADO Y SENTENCIADO! , vamos que el agresor es mi marido, causándole con esta falacia, un perjuicio social que le obliga a no poder ni acercarse al colegio sin que le miren o traten como un criminal.

 

Me rompen, los rompen y vilipendiados, ya en mayo, dejan de asistir al centro escolar pues mi mayor empieza a tener migrañas recurrentes, mi hija asiste a salud mental y mi marido está…

 

Los rompen, me rompen y esa administración educativa que debe asegurar su protección, lejos de esto, lo que nos solicita es hacer borrón y cuenta nueva: anular el informe que os adjunto de la menor y que aquí no se sepa nada, cambiar a los niños de centro y que me olvide de valoraciones y atenciones, y callarme o…

 

Me encuentro en la situación de David contra Goliat pero por más que rebusco en el bolsillo no encuentro una puta piedra para lanzarles. Así que no me queda otra… busco una nueva vivienda en una nueva ciudad y entonces…

 

Cuando la mala praxis entraña un riesgo para la salud, el problema no es sólo del niño o la niña y sus padres, y en la sanidad pública sí se sabe.

 

Tras menos de dos meses en la sanidad pública (sí, sólo dos meses, osea que no será tan complicado), recibimos el informe clínico de Carla. En la sanidad no han desatendido su responsabilidad, no han tachado ítem sin ver a la menor, nooooooooo, han escuchado, han visto que algo pasa y nos han entrevistado, la han entrevistado y después una psicóloga clínica la ha valorado con el WISC-V. Resulta que tiene un razonamiento fluido de nivel alto, muy alejado del normal y ya ni cuento de la discapacidad o trastorno del desarrollo que querían tatuarle en la educación pública para siempre. Sucede que ahora es la sanidad pública quien solicita apoyo, estímulo y refuerzo a la menor. Ya no soy yo, sólo yo. Entonces…

 

Goliat se tambalea, iba a conseguir hacerme desaparecer y ahora se tambalea, pero promete que si cae, caerá sobre David.

 

Y… aquí me tenéis, esperando ser aplastada por el gigante que anuló mis derechos de madre, me obligó a invertir tiempo y dinero y a día de hoy no hace lo que le pedí yo y ahora la sanidad pública: apoyo, estímulo y refuerzo a la menor. Aquí aguardo a ese 10 de septiembre en que, con la excusa de una ‘educación obligatoria’, arremetan sin escrúpulos contra dos menores con necesidades de apoyo educativo por alta capacidad, pues la intención no parece de regar las capacidades, sino más bien, secarlas. Y aquí espero a que a alguien se le ocurra actuar y proteger a esos peques, a mis hijos. Aquí, justo aquí, frente a Goliat, ese gigante que come niños delante de todos y tú le guardas el secreto.

 

Notas:

  • La orientadora que firma y sella, dejando claro, mínimo, mala praxis, estuvo de baja desde la emisión del informe que firmó y ahora parece ser que será trasladada a un puesto específico, así se vislumbra que sin sanción en su puesto (porque no se puede ya que no estará), desaparecerá lo ocurrido…
  • La inspección, tras remitirle la sentencia judicial y exponerle que se desatiende a la Ley 39/2015 de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, NO solicita resarcimiento del daño al Consejo Escolar.
  • El centro escolar cierra el protocolo de acoso alegando que es puntual y, extrañamente, siendo puntual, le conceden al menor un cambio de colegio urgente.
  • Respecto a la niña, recibimos lo que han contestado al Defensor del Pueblo Andaluz, una sarta de mentiras en las que DE NUEVO, mira que son pesados, emiten que no la valoran porque el protocolo dice… Ay!

Ay!, a ver señores, el protocolo ES UN PROCEDIMIENTO GENERAL yo solicité la evaluación psicopedagógica atendiendo a UNA SITUACIÓN PARTICULAR amparada por la legislación vigente, aunque no lo esté por el puñeterísimo protocolo. Que cuál es, yo os la pongo, enga, otra vez:

La evaluación psicopedagógica según establece el artículo 6.1 del DECRETO 147/2002, de 14 de mayo, por el que se establece la ordenación de la atención educativa a los alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales asociadas a sus capacidades personales es el conjunto de ACTUACIONES encaminadas a recoger, analizar y valorar LA INFORMACIÓN SOBRE LAS CONDICIONES PERSONALES DEL ALUMNO, su interacción en el contexto escolar y FAMILIAR y su competencia curricular. Según otra normativa que la complementa, puede solicitarla: tutor/a, padres, a través del centro escolar, tal como se ha hecho. Según el artículo 3.2 de la orden del 19 de septiembre de 2002 se realizará atendiendo al carácter participativo, esto es, incluyendo los aportes de: profesorado, otros profesionales que intervienen con el menor y sus representantes legales. Y, lo más destacable, se puede realizar en cualquier momento de la escolarización por múltiples causas entre las que se incluye CUANDO SE PRODUZCA UN CAMBIO SIGNIFICATIVO EN LAS CONDICIONES Y CIRCUNSTANCIAS PERSONALES Y SOCIO-FAMILIARES.

¡Anda mira, en cualquier momento, no cuando diga el protocolo, mira tú qué cosas eh!

 

468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shares
Share This

Compartelo!

SI a ti te ha gustado puede que a tus amigos tambien, comparte!