EL AGRICULTOR Y LA PLAGA

EL AGRICULTOR Y LA PLAGA

Si un agricultor no atina con el abono que utiliza, lo cambia ¿verdad? Él mismo, al perder su cosecha, decide que es necesario cambiar proceder aún llevando un año utilizando tan mal abono; por ello, se permite que se equivoque. En la educación no entiendo por qué esto no pasa. Por qué si se yerra, no se reconoce y se cambia. Claro que mi hijo ha topado con agricultores experimentados o amantes de su profesión que no dejan de fertilizar su tierra, pero qué pasa con los que ni se arrepienten de dejarla árida. ¿Sabéis cuán difícil es recuperar esa tierra, volverla a hacer germinar? No pasa el arado, se hunde o se encalla en las rocas depositadas, el suelo se ha llenado de matas y cuesta arrancarlas, las raíces crecieron rápido y no dejan de crecer porque no entra...