DETECCIÓN Y EVALUACIÓN DE AACC

DETECCIÓN Y EVALUACIÓN DE AACC

En Andalucía vamos avanzando, poquito a poco, pero vamos.

Con fecha 3 de junio de 2019 se aprobaron las Instrucciones de la Dirección General de Atención a la Diversidad, Participación y Convivencia Escolar por las que se regula el procedimiento para la aplicación del protocolo para la detección y evaluación del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo por presentar Altas Capacidades Intelectuales.

A mí me llegó la noticia en julio, estábamos de vacaciones. Este año hemos pasado un mesesito en la autocaravana visitando amistades de España y Francia.

Esas amistades llevan acompañándome-apoyándome años en la lucha por la visibilidad de las Altas Capacidades. Al fin les ponía cara y les podía dar ese abrazo guardado.

Un viaje en autocaravana permite olvidarse de horarios, limitaciones y de responsabilidades socialmente impuestas, lo que te deja todo el tiempo del mundo para escuchar y pensar. ¡Qué dos acciones! (a veces pienso si no será a posta que vayamos a 1000 por hora y no podamos realizarlas diariamente).

La cuestión es que… hablé de estas instrucciones y pensé en que tenía que compartirlas, pero antes me froté los ojos: ¿Sería cierto? Las he leído varias veces y parece que sí, que lo es, que al fin las familias tenemos voz:

«El alumnado seleccionado deberá haber superado los requisitos mínimos establecidos en el baremo del cuestionario para familias»

Ya no es sólo el cuestionario de los tutores, de las tutoras, de esas que algunas veces te dicen «yo no lo veo» o como a mí me dijo la de Carla «por encima de mi cadáver», ¿por encima de tú cadáver qué maja, la atención a mi hija? (Hay algunas per…, algunos indivi…, ahí, no sé cómo, a veces aprobar una oposición no es suficiente, la teoría no es suficiente, hay que tener otras habilidades además de las cognitivas y mira, te lo digo yo la defensora de la atención a las habilidades cognitivas y es que…)

Deben ir de la mano. No puedes desarrollar todo tu potencial cognitivo sino eres consciente que como persona, como individuo, vives en comunidad, crecerás y morirás en comunidad, a no ser que te vayas al monte tu solico, pero no es el caso, ¿no?

Bueno, volvamos. Que este verano pensé, hablé y fui muy escuchada, me alegré de que al fin las familias tuviéramos voz y flipé con que ya haya tiempos, síiiiiiiiiiiiiiiiiii, yuhuuuuu. Mirad el cuadro de las instrucciones. ANTE INDICIOS, ANTES DE FINALIZAR EL CURSO TIENE QUE ESTAR LA VALORACIÓN DEL MENOR.

Exigirlo!, con la ley en la mano, andaluces, andaluzas, exigirlo, pues es desgarrador que pase el tiempo; es una mierda (no mal escribo, es que mierda existe) las consecuencias que ese paso del tiempo tienen en los niños no atendidos y os lo digo yo, madre de Carla, que ahora está rellenando huecos, arreglando el estropicio de los adultos, superando y creciendo a marchas forzadas, porque una … aprobada en una oposición sentenció que «por encima de su cadáver iba a ser valorada una niña como Carla, estando ya valorado su hermano y con todo lo que hemos pasado en el colegio por tus exigencias (se refería a mí)»

¿Mis exigencias?… No, sus necesidades, sus derechos, recogidos en normativa, esa que debes conocer aunque aprobases hace 20 años. Un docente, un buen docente (y los hay, muchos, yo soy una de ellos compañera, que también se te olvidó) no deja de formarse y no entra en guerra con la familia de sus alumnos, no, van de la mano.

Pero bueno, volvamos. Aunque os deseo de corazón que, como nos pasó a nosotros (al fin) el año pasado, vayáis de la mano de los profesionales de atención directa de vuestros hijos; si no es así tirar de normativa pues al menos en normativa Andalucía va avanzando, poquito a poco, pero va.

Descargar Instrucciones

468 ad

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shares
Share This

Compartelo!

SI a ti te ha gustado puede que a tus amigos tambien, comparte!