LA NECIA Y LA LOCA

LA NECIA Y LA LOCA

Cuentito: El necio y el loco.
Cuentito adaptado a la época actual: La necia y la loca.

Esto era una vez una necia que vivía muy bien en su ignorancia. Desconocía tantas cosas!
No sabía cuánto cuesta un plato de lentejas, pues nunca fue a comprar ni encendió un fuego, siempre la invitaban. Nunca leyó un libro pues tenía una letra redondita y con lo que apuntaba en clases, le daban el 5 en matemáticas por tener bonito el cuaderno. No aprendió a escuchar porque no compartía ni quería conocer aquello de lo que hablaban.
Esto era una vez una loca que vivía viendo a la necia feliz en su ignorancia y se lamentaba…
La loca la miraba en la distancia y por dentro gritaba: un agricultor aunque posea tierras, tiene que limpiarlas, abonarlas, sembrarlas y eso cuesta!, cómo puede vivir si le vale más el cuidarlas que el fruto que salga!; los matemáticos no escriben recto, arrugan el cuaderno, llenan de caos, de cuentas las hojas, no se esmeran por hacer bellas sus palabras sino por encontrar el resultado coherente, perfecto, exacto de lo que les escama!; sólo se puede vivir una vida, para conocer otras hay que escuchar tanto como ser escuchada!

Un día se encontraron.

La necia miró a la loca con arrogancia. Era feliz en su ignorancia! Se burló y le dijo: así, no vas a llegar a nada, ¡infeliz!
La loca, por un momento, enmudeció, sintió que no era justo tener los datos para preveer catástrofes y los medios para paliarlas, si no serían escuchadas ni apoyadas ni valoradas. Pero al rato, gritó aquello que le salió del alma: estás equivocada, ¡tú estás equivocada!

Y siguieron andando, una cogió el camino de arriba, otro el de abajo, hasta que se perdieron de vista.

Al tiempo, la tierra dejó de producir, no había quién con esos precios la cultivara; los jóvenes dejaron de estudiar, estaban enfrascados en hacer la letra redondeada y el silencio era lo único que se escuchaba pues no había vecinas en las puertas que hablaran, que se escucharan.
A la necia ya no la invitaban, no había comida en las casas.
A la necia ya no la aprobaban, no había escuelas, no se necesitaban.
A la necia ya no la escuchaban, pues sólo de personas como sí misma estaba rodeada.
Y, por eso, buscó a la loca para que la invitara, le enseñara y la escuchara.
Y allí estaba, en su humilde casa, con su huerto, sus libros y sus hijos, educados en casa.

Con una sonrisa en el rostro, pareciera que la esperaba, que hacía años que la esperaba a esa necia que se burlaba!
La invitó a entrar y le puso un plato, le regaló un libro y le permitió que hablase con sus hijos y… al salir la escuchó reír, escuchó cómo cuchicheaba: mientras haya locas, prefiero vivir en la ignorancia!

Y fin, porque esto va así: cada uno, cada una es feliz con lo que le plazca, una siendo invitada y la otra,… trabajando su morada.

468 ad

4 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con Juan Antonio en su comentario sobre tu fábula, sobrina, que ni Esopo hubiera descrito mejor la situación actual de nuestra sociedad. Habría que añadir muhas ideas más, que hasta ahora, el miedo a no ser políticamente correctas, se callan o si se dicen no llegan a gran mayoría de ciudadanos. La loca no es embustera, ni cambia de criterio, ni es extremista ni rencorosa y vengativa ni falta de valores y destructora de lo que toca. Va a lo suyo, a lo práctico y útil, por mucho que oiga cantos de sirena que le digan lo contrario de lo que está observando que va ocurriendo.
    Si me lo permites lo voy a poner en mi blog, que tango abandonado hace muchos meses.
    Enhorabuena y muchas gracias por ser así. Me siento orgulloso de ti. Un beso.

    • Ana Esther Galán Díaz
      Jul 14, 2022

      Gracias tito, para mí es un orgullo la cuna en la que nací, pues desde ella me hablaba de él, de tí,… yo sólo escuché y comparto lo aprendido y pongo por aquí tu blog, para que se aprenda más: https://bernabegalan.blogspot.com/
      Un beso.

  2. Juan Antonio Mesa Navas
    Jul 14, 2022

    Esta es una metáfora de la sociedad actual que les conviene a los que mandan por el voto. Al menos yo veo reflejado en éstas palabras la foto de la sociedad actual, conformista, sin ánimo de superación, ..
    Saludos Ana
    Preciosa historia

    • Ana Esther Galán Díaz
      Jul 14, 2022

      Qué grande eres, un besazo!

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shares
Share This

Compartelo!

SI a ti te ha gustado puede que a tus amigos tambien, comparte!